El Ayuntamiento de Basauri atendió a 561 personas en el ámbito de la protección infantil y la inclusión social en 2021

Los servicios de intervención socioeducativa y atención psicosocial del Consistorio van dirigidos a familias cuyas niñas, niños, así como adolescentes, que se encuentran en situación de riesgo de desprotección y personas en riesgo de exclusión social

Los servicios de intervención socioeducativa y atención psicosocial del Ayuntamiento de Basauri atendieron a 561 personas en el ámbito de la protección infantil y la inclusión social en 2021, dato que es similar al de pasados ejercicios. Las personas destinatarias de ambos servicios son familias cuyas niñas, niños y/o adolescentes se encuentran en situación riesgo de desprotección y también las personas en riesgo de exclusión social.

Las prestaciones socioeducativas incluyen todas aquellas actividades del ámbito socioeducativo dirigidas a mejorar la convivencia familiar, las habilidades de atención y cuidado de sus miembros y también a facilitar o posibilitar el desenvolvimiento autónomo de personas en situación de riesgo de desprotección infantil y riesgo de exclusión social. Todas estas actividades se llevan a cabo previa valoración de la idoneidad del recurso por parte de las técnicas municipales tras una evaluación de la situación familiar para poder identificar las causas de las dificultades que generan la desprotección infantil.

De las 336 personas atendidas durante el 2021, el mayor porcentaje fue de mujeres adultas, un total de 113 (33.63%), mientras que los hombres adultos atendidos fueron 86 y los menores 137 (86 chicos y 51 chicas). La mayoría de los expedientes se centraron en el ámbito de protección infantil (92.55%), frente al 7.44% del ámbito de inclusión social. Respecto al tipo de familias, de las 94 atendidas, el 48% eran familias biparentales mientras que las familias separadas o divorciadas representaron el 25,53%.

Para María Larrinaga, concejala de Política Social, “al igual que el pasado año, el porcentaje de atención entre hombres y mujeres cada vez es más equilibrado. Una de las líneas fundamentales del trabajo del equipo es incluir en las intervenciones a la figura masculina de cara a fomentar la crianza compartida y la responsabilidad parental, y va dando sus frutos”.

En cuanto a la atención psicosocial, ésta se desarrolla a través de sesiones de asesoramiento u orientación e intervención psicosocial, en función de las necesidades de la familia y/o personas atendidas. Durante el pasado ejercicio atendió un total de 225 personas y trabajó 70 expedientes, 6 de ellos de riesgo de exclusión y 64 de menores en riesgo de desprotección. 58 de las personas atendidas eran hombres y 83 mujeres lo que, al igual que en el servicio de intervención socioeducativa, revela que poco a poco se va reduciendo la diferencia entre el número de progenitores masculinos y femeninos que se atiende.

“Se puede dar inicio a una intervención a petición de la trabajadora social, bien tras haber realizado la valoración psicosocial y/o socioeducativa o bien tras la investigación inicial de dicha técnica. Al inicio de la intervención se realiza un proyecto de intervención junto con la familia, en el que se señalan los objetivos a cumplir”, señala María Larrinaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies