Policía Local y la Ertzaintza se desplegarán preventivamente para evitar grandes aglomeraciones en San Miguél

Participar en un botellón conlleva una sanción de 600 € por vulnerar la normativa para la contención del COVID-19 del Gobierno Vasco

De cara a la festividad de San Miguel y vistos los incidentes en otros municipios en situaciones similares, la Policía Local y la Ertzaintza desplegarán una labor preventiva reforzada para velar por las medidas de contención de avance del COVID-19. Estas acciones preventivas se centrarán principalmente en evitar grandes aglomeraciones que vulneren las limitaciones ya conocidas o el botellón por parte de grupos de personas que de esa forma incumplan las limitaciones en la actividad social decretadas por el Gobierno Vasco.

Habrá una presencia permanente de patrullas de Udaltzaingoa y de la Ertzaintza que, de forma unificada y conjunta, se desplegarán tanto por aquellas zonas en las que la ciudadanía pueda requerir su colaboración ante cualquier necesidad o auxilio, como en las áreas susceptibles de concentración por parte de grupos descontrolados.

Desde las autoridades recuerdan que la sanción por participar en un botellón es de 600 €. Hasta la fecha, más de un centenar de personas han sido expedientadas por esta práctica en Basauri.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies